dissabte, 7 d’abril de 2012

Alejandro Nieto, partitocràcia i desgovern. Programa "Singulars", 3 d’abril 2012, pel Canal 33

En estos días de desafección, de demandas constantes de más participación de los ciudadanos en la gestión de todo lo que afecte a los intereses colectivos, los análisis que hace Alejandro Nieto sobre cómo funcionan los partidos políticos y la democracia parlamentaria son demoledoras:

«Los partidos políticos suplantan a los ciudadanos en vez de representarlos. Cuando llegan al poder dan la patada y se olvidan de quienes les han elegido e imponen su voluntad, no la de los ciudadanos. Los ciudadanos no pintamos nada, ni siquiera el día de las elecciones porque vamos a cambiar de un partido a otro, cambiamos de amo, de suplantador. La base del sistema democrático se hunde ya. Los partidos políticos son tan ambiciosos que no sólo suplantan y desplazan a los ciudadanos, sino que se apoderan del estado y desplazan a las propias instituciones del Estado. Una vez que se han apoderado y se han metido en ellas, imponen su voluntad, la voluntad suya, no la de los ciudadanos. Desplazan al estado de tal manera que no nos gobiernan las instituciones, sino los partidos políticos».
Alejandro Nieto denuncia que se ha pasado de la democracia parlamentaria a la partitocracia, un proceso que tendría tres fases: el triunfo electoral, el reparto del botín y la colonización:
«Hay partidos políticos que desde que nacen hasta que se mueren, si es que alguien consigue echarlos, van a “la suya”, entendiendo por “la suya” no los intereses públicos, ni siquiera los intereses del partido, sino “la suya” de su propio bolsillo. Es decir, se forma un partido, van al poder o se acercan al poder con objeto de enriquecerse sin más y sin ningún disimulo. Esto no es ni democracia ni partitocracia, sino cleptocracia. Por fortuna son la excepción. Los demás creen en el interés público y están dispuestos a servir a sus conciudadanos, cierto, pero eso no es incompatible con servirse de paso a ellos. Y aquí empieza otra vez la tentación. ¿Puedo sacar del patrimonio público una parte digna, pero módica, para alimentarme yo? Pero, ¿y si en vez de ser una parte módica es una parte espléndida? Pues algunos renuncian, los menos, y otros la aceptan. Pero, ¿y si en vez de ser una parte espléndida es una parte escandalosa? Pues muchos caen en la tentación. Y así pasito a pasito, lo que hace unos años, cuando la democracia española era todavía inocente, era la excepción, se ha ido generalizando y ahora esos abusos han dejado de ser excepción».
Nieto diferencia entre mal gobierno, mala administración y desgobierno. Mal gobierno sería "la errónea fijación de unas políticas públicas". Mala administración, "la incorrecta ejecución de estas políticas” y el desgobierno es un mal gobierno intencionado:
«El que gobierna mal es porque se equivoca, tiene circunstancias adversas, no le salen bien las cosas. El desgobierno es un mal gobierno buscado y deliberado. No se gobierna mal porque salgan mal las cosas, sino que se gobierna mal de manera deliberada y eso es lo que se busca. Con el desgobierno se permiten y es muy fácil introducir toda clase de corrupciones, corruptelas y beneficio particular. El buen gobierno tiene mecanismos para frenar la corrupción. En cambio, si deliberadamente se hace un mal gobierno, la corrupción y otras muchas cosas, quedan impunes».
El desgobierno actual español, dice, tiene causas muy claras: el afán de los partidos para mantenerse en el poder y ejercerlo en beneficio propio y de sus afines, y la aceptación y la práctica de la corrupción y la manipulación.
Nieto no sólo habla del poder ejecutivo, también lo hace del legislativo y del judicial, del que cuestiona, entre otras cosas, la independencia.
«La justicia rotundamente no es independiente. En el momento en que se ventilan cosas importantes, políticamente sensibles, no es independiente, y lo digo rotundamente. Si creyéramos que los jueces son independientes, ¿se pelearían los partidos políticos por colocar en el tribunal supremo y en el tribunal constitucional a “sus” jueces? Si la ley es igual para todos, igual me da el juez A que el juez B. Y sin embargo, se pelean hasta hacerse sangre los partidos políticos por nombrar a “su” juez».
Preguntado por el entrevistador Jaume Barberá sobre la solución a esta situación, se lamenta Nieto que no la hay, ni a sus años, ni a su calva, ni a los políticos españoles. Por cierto, este vallisoletano de ochenta y dos años termina la entrevista hablando en catalán, un detalle que aumenta el profundo respecto que inspiran sus sabias y valientes declaraciones.
Ver el programa completo: programa Singulars del 3 abril 2012

dilluns, 2 d’abril de 2012

SIDA, desmontando el pastel

Os recomiendo esta entrevista realizada a Lluís Botinas por Alish (Alicia Ninou periodista independiente), timefortruth.es/
Con este reportaje regreso al periodismo de denuncia e investigación, y cumplo con un compromiso que adquirí conmigo misma hace 20 años.

Hace tiempo que considero que el SIDA no es agua clara y que esconde altos niveles de corrupción. Conocer y entrevistar a Lluís Botinas, que lleva más de 20 años investigando y buceando en las entrañas de este monstruo, me ha proporcionado la posibilidad de denunciar públicamente este hecho. Y también ha sido una suerte contar con las declaraciones de Clark Baker, ex policía de Los Ángeles, que ha creado una Asociación en EEUU para defender a las víctimas de la
corrupción médica y científica, especialmente en el tema VIH/SIDA.

Para algunos será la confirmación a cosas que ya intuíais, y para los que no hayáis oído antes hablar de este enfoque, será una sorpresa difícil de asimilar. En todo caso, otorgad el beneficio de la duda a esta información. Merece la pena por la gravedad del asunto, y porque son vidas humanas lo que está en juego.”



dimarts, 6 de març de 2012

Islandia juzga a su expresidente por su gestión de la crisis

¿Por qué no sale esta noticia en televisión?
Creo que Islandia debe servir de ejemplo: los gobiernos que gestionan mal los recursos públicos, pueden ser juzgados por su responsabilidad.  

El que fue jefe del Gobierno islandés entre 2006 y 2009, Geir Haarde, se ha vuelto a sentar hoy en el banquillo, acusado de actuar con negligencia durante la gestión de la crisis económica, violando la ley sobre la responsabilidad de los ministros. Además, está acusado de desoír las advertencias que recibió acerca de una inminente caída de los bancos, delitos por los que puede ser condenado a una pena de dos años de cárcel.

dimarts, 28 de febrer de 2012

Haciéndose rico a costa de la sanidad pública

Es evidente que en mi novela Los lunes son siempre malos me quedé corta. Muy pero que muuuuuuy corta.
Como siempre, la realidad supera la ficción.
Los escándalos que se están conociendo últimamente, estafas y malversaciones millonarias a costa de la sanidad pública, son una auténtica barbaridad.
Ni la mejor de las fantasías podía haber orquestado una estafa parecida. ¡Y ahora nos vienen con los recortes! ¡Que desvergüenza!
Esto ha de conocerse. No podemos tolerar este doble rasero para todo.
Haciéndose rico a costa de la sanidad pública
Leed el enlace adjunto y, por favor, tratad de ver los vídeos. Se dan cifras, los nombres de los hospitales, los nombres de los cargos políticos, gerentes, responsables (ladrones), contratos millonarios adjudicados a dedo a las empresas de los amiguetes, estudios e informes que nadie ha visto, gastos de protocolo que superan los costos de muchos de los servicios que se han recortado, viajes y otros lujos, todo a costa del dinero público.

La gestión sanitaria es una trampa "legal" para robar.
Entre todos, han convertido el Parlament catalán en un circo.

dimarts, 25 d’octubre de 2011

artículo de Angel Castiñeira

Castiñeira es profesor de la URL, doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación y director de la cátedra Liderazgos y Gobernanza Democrática. Su análisis del entorno (especialmente del pensamiento geopolítico) es lúcido. Ved una muestra de su reflexión:

«¿Y si no salimos de ésta? Debemos empezar a plantearnos que lo peor es posible y, sobre todo, dejar de pensar que apartarnos del abismo consistirà en volver a como estábamos antes: nada será como antes. El exceso de confianza en nuestras capacidades como especie para gestionar la complejidad hace que asumamos riesgos (financieros, ambientales, tecnológicos, etc.) que pueden ser irreversibles: como siempre acabamos saliendo de una manera u otra... Esta creencia, a fin de cuentas, no es más que un incentivo para hacerla cada vez más gorda: como al final no pasa nada, por un lado, ni les pasa nada a quienes han contribuido directamente, por otro... Debemos asumir que salir adelante debe comportar transformaciones importantes en nuestras maneras de hacer, pensar, sentir y organizarnos; colectivamente y personalmente.

No estamos diciendo que debamos vivir atemorizados, dominados por el miedo. El miedo es un estado de ánimo colectivo delicado, que ya sabemos que suele desembocar en el populismo. Pero quizá conviene empezar a revisar la creencia implícita de que no hay que sufrir, que al final siempre acabamos saliendo indemnes. Desengañémonos: lo peor es posible, y lo habremos generado nosotros. Por nuestra alegre y confiada inconsciencia de irnos acercando al abismo creyendo que al final nunca pasa nada. Y, peor aún, creyendo que cuando nos íbamos acercando rápidamente era cuando de verdad íbamos bien».

Si queréis leer el artículo entero:

dimarts, 17 de maig de 2011

Un ensayo y una novela plantean los límites éticos del negocio farmacéutico

Un ensayo:

Laboratorio de médicos, de Miguel Jara (Península), propone en su ensayo un viaje al interior de la medicina y la industria farmacéutica a través del visitador médico, una figura cuestionada en esta obra por propiciar supuestos negocios, jugosos para su empresa pero a veces a costa de los intereses del paciente. Esta es la tesis de partida de Jara: la mayoría de laboratorios persigue la rentabilidad económica de sus medicamentos aunque a veces ello suponga pasar por alto los derechos del ciudadano.


Una novela:

La novela que denuncia las turbias maniobras de la industria farmacéutica es el subtítulo que Planeta ha usado como gancho con morbo para Dioses de bata blanca, la ficción que ha escrito un oncólogo de Barcelona, Josep Ramon Germà Lluch, director de Gestión del Conocimiento y jefe de servicio de Oncología Médica en el Institut Català d’Oncologia (ICO). Se enmarca en el mundo de los ensayos clínicos, el afán de éxito y las prisas para lograrlo. El escenario central es Barcelona y sus oncólogos estrella.
“Tenía la necesidad de contar que es posible denunciar cuando las cosas no se hacen bien”, afirma el autor. Siempre según su tesis, las prisas han llevado a que se produjeran muertes por efectos a largo plazo de fármacos que no habían sido suficientemente estudiados.

Fuente: La Vanguardia, 17 de mayo de 2011. Para leer el artículo completo:


dilluns, 4 d’abril de 2011

¿Por qué desaparece el dinero?


Con demasiada frecuencia caemos en el error de creernos todo cuanto nos cuentan los medios de comunicación. Ahora nos dicen que hay una crisis financiera y estamos tan asustados que nos quedamos paralizados y permitimos que los gobiernos tomen medidas punitivas contra los ciudadanos, que somos los que pagamos la deuda para que los banqueros puedan seguir acumulando beneficios y sean más ricos de lo que ya son. Lo aceptamos sin protestar en vez de exigir que se detenga a los ladrones de semejante estafa y se les meta en prisión. ¿Hasta cuándo vamos a permitirlo? ¿No os dais cuenta de que mientras nos quedemos en casa, la cosa no va a cambiar? ¿No habéis aprendido de lo que ha pasado y está pasando en otros países? Primero cayó Grecia, después Irlanda, ahora Portugal, y España es la siguiente de la lista...
Haced un pequeño esfuerzo, acordaos de la crisis financiera en Argentina. Después sucedió lo mismo en Turquía. Ambos eran países autosuficientes, ricos, la agricultura producía suficiente para alimentar y vestir a toda la población. Había excedentes para la exportación. Ahora estos países son importadores de productos agrícolas que antes solían producir. No hay dinero ni para comer… ¿Qué ha cambiado?
La respuesta corta es que intervinieron el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). La respuesta un poco más larga es que caen los precios del mercado interno, la gente abandona las tierras y la producción propia, no hay excedente para exportar por lo que los países pierden los ingresos de las exportaciones. Eso causa que la deuda externa se dispare por lo que se ven obligados a pedir ayuda al FMI que claro, se apresura a facilitar los fondos del BM con unas pocas condiciones: hay que hacer reformas… El país nunca consigue devolver el dinero y la deuda es cada vez mayor hasta que la economía se hunde bajo el peso de la deuda…
Esto es una estrategia premeditada y preparada. Siempre se utiliza el mismo sistema, son poco originales pero no hace falta complicarlo más porque los ciudadanos somos tan estúpidos que lo aceptamos como una fatalidad. La misma estrategia que funcionó para hundir la economía en Argentina y en Turquía, se está utilizando en Europa con idéntico éxito: Grecia, Irlanda, Portugal y ahí vamos nosotros, con una gallardía de la que sólo presumen los idiotas, directos a la picota. Se ayudó a la caída del mercado interior, se favorecieron las deslocalizaciones, se cerró la producción propia y nos quedamos sin economía productiva. Ahora tenemos que comprarlo todo porque ya no producimos (hemos reducido la economía al tocho y al turismo y pretendemos compensar la importación de cuanto es necesario para comer y vivir a cambio de ofrecer únicamente servicios).

Lo grave es que se nos hizo creer que todo iba bien. Vivíamos en la abundancia y el despilfarro y los propios ciudadanos fueron cómplices en el negocio de la especulación. Y cuando todo el mundo estaba endeudado hasta las cejas, los bancos se encargaron de la parte más efectiva: apretar los tornillos de los intereses y cerrar el grifo del crédito. Sin dinero se acabó el trabajo. Era la crónica de una muerte anunciada. Nos hemos cargado la economía productiva del país y ahora para ayudar a soportar la crisis, los ciudadanos aceptamos resignados a que el gobierno recorte las prestaciones y servicios públicos dándose la paradoja de que ese dinero público cuya razón de ser es la de cubrir los servicios públicos, ha pasado a utilizarse para ayudar a los que han originado la crisis (entidades financieras privadas) y cuyo resultado es la situación de endeudamiento de las familias en la que nos encontramos… 

¿No os dais cuenta de que es una estafa? Y no me mareéis con el cuento de que veo conspiranoias donde no las hay.  La ecuación es tan elemental que negarla me parece un suicidio. Estamos avanzando hacia un suicidio colectivo. O reaccionamos o nos vamos al Tártaro…

Si queréis informaros, aquí van algunos enlaces:    
Qué paso en Argentina y en Turquía:
John Perkins describe cómo fue enrolado y entrenado por el gobierno de Estados Unidos para engañar a países pobres del mundo prestándoles más dinero del que podían pagar para luego hacerse dueño de sus economías y sus destinos:
Algunos libros de autores interesantes sobre estas temáticas:
Documentales totalmente imprescindibles, THE MONEY MASTERS 1. Los Amos del dinero. Parte 1 (1996):
EL DINERO ES DEUDA: En este documental se explica cómo funciona el fraudulento sistema monetario internacional, donde tienen a todas las personas en la esclavitud ya que las personas y los gobiernos tienen deudas con los banqueros que nunca van a poder pagar, mientras que estos parásitos (banqueros) se enriquecen con usura y manejan al mundo a su antojo:
Y un film interesante: THE INTERNATIONAL:
Y para acabar, la guinda, un enlace al programa Singulars del 3 de abril de 2011 que presenta Jaume Barberà y que tiene por invitado a Arcadi Oliveres, doctor en economia, profesor de la UAB i presidente de Justicia i Pau. Su análisis es impresionante. No os lo perdáis: